consejos saludables comidas navidad

Siete consejos para disfrutar de la Navidad sin poner en riesgo tu salud

Tras las Navidades, se estima que cada español engorda entre 2 y 5 kilos. Las comidas familiares, de empresa, los compromisos sociales y demás quedadas propias de estas fechas, todas ellas con comida en abundancia,  son las principales causantes de este aumento de peso generalizado. Además, más allá de una cuestión estética, los excesos navideños pueden ser gravemente perjudiciales para la salud, especialmente en personas mayores de 65 años o en aquellas con patologías previas, favoreciendo el empeoramiento de enfermedades como la diabetes, el colesterol y la hipertensión.

Así, todo ello se traduce en una peor salud cardiovascular, así como en una peor salud digestiva con el aumento de gastritis, gastroenteritis, reflujo gastroesofágico, úlceras e incluso hemorroides.

Por eso, en Fresneda Salud te damos algunos consejos para que estas Navidades puedas disfrutar de las celebraciones sin que tu salud se vea afectada:

1.- Conoce lo que comes. En una sola comida navideña podemos llegar a ingerir unas 2.000 o 2.500 kilocalorías, lo que equivale a nuestras necesidades calóricas en un día entero normal.

2.- Cocina lo más saludable posible: Intenta huir siempre de los fritos, las comidas muy codimentadas o saldas y las salsas muy grasas.

3.- Apuesta por la fruta y verdura. Si intentamos queel primer plato de nuestras comidas navideñas sea siempre verdura, nos aseguraremos tener una comida mucho más saludable, ya que el segundo plato suele serlo menos.

4.- Pescado, mejor que carne. Una forma muy fácil de sustituir un segundo poco saludable, como cordero, vaca o cerdo, por otro que sí lo es, como salmón, merluza o dorada.

5.- Deja de comer cuando estés saciado. Aunque puede parecer una obviedad, no fuerces tu organismo comiendo cuando ya no puedes más. Además, es aconsejable comer despacio y masticar bien para ayudar a mejorar la digestión y saciarse antes.

6.- Deja los atracones para los días ‘obligatorios’. Aunque es preferible comer con moderación y no darse ningún atracón, es igual de importante que dejemos las comidas más copiosas y abundantes solo para los días más marcados.

7.- Reduce el consumo de alcohol al máximo. Es alcohol es uno de los protagonistas de las comidas navideñas, pero su consumo en exceso fomentará los efectos negativos de la comida, dando lugar a un mayor riesgo de de sobrepeso, peor salud cardiovascular, peores digestiones…

Si quieres consejo profesional sobre nutrición o una dieta para afrontar estas fechas de atracones, ponte en contacto con nosotros y nuestro especialista en nutrición te dará un plan totalmente personalizado a tus características y necesidades.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *